Teléfono (34) 963 26 26 00 Móvil (34) 605 851 519

image_pdfimage_print

Capuletos y montescos se adaptan a los tiempos modernos trocándose en dos bandas juveniles rivales de los años 50: los Sharks, inmigrantes puertorriqueños, y los Jets, estadounidenses nacidos de emigrantes polacos, checos, italianos e irlandeses. Ambas cuadrillas de jóvenes “blousons noirs” se disputan el dominio de las calles del West Side neoyorquino, barrio poblado casi en su totalidad por inmigrantes. Su rivalidad es absoluta. Su reconciliación, imposible.

En el curso de un baile al que asisten ambas bandas la bella y dulce María, hermana del jefe de los Sharks, recién llegada de Puerto Rico, y Tony, antiguo miembro de los Jets, se enamoran. Un amor imposible, condenado a un irremediable y trágico fin (fuente).

En la versión musico-teatral original, Anita (la novia del líder de los Sharks, Bernardo, y el personaje femenino más importante, además de María), canta las bondades de los Estados Unidos de América, mientras que una inmigrante puertorriqueña, Rosalía, canta las virtudes de Puerto Rico. El mensaje final es desfavorable para Puerto Rico.

En la versión cinematográfica de 1961, Anita (interpretado por Rita Moreno) canta en favor de los Estados Unidos, mientras que Bernardo responde a sus alabanzas con las críticas satíricas al racismo latente en la sociedad estadounidense, especialmente contra los puertorriqueños (“La vida es libertad en América”, “Si eres blanco en América”). Algunos de los elementos originales de la canción que dejaban en mal lugar a Puerto Rico son eliminados (fuente).


Rafael Aliena

 

Transcripción en español:

ANITA: Las chicas aquí tienen libertad para pasárselo bien. Ahora está en América.

BERNARDO: Puerto Rico está ahora en América.

ANITA: A veces no sé qué es más dura, tu cabeza o tu acento.

BERNARDO: Vámonos, muchachos.

Déjalos que esperen.

¿Está bien María?

Ojalá yo estuviese como María.

BERNARDO: No volverá a pasar. ¡lndio Pepe! Esta noche se arreglará todo.

ANITA: Arréglate primero tu estómago.

BERNARDO: No te preocupes por mi estómago.

ANITA: Bueno, me preocupo por tu nariz y tu cabeza rota.

¿Rota?

ANITA: Seguro. Usan a María como excusa para empezar la Tercera Guerra Mundial.

BERNARDO: No es sólo eso.

ANITA: ¿No es eso sólo? Sólo estaba bailando.

BERNARDO: Con un americano que en realidad es polaco.

ANITA: Lo dice el hispano.

BERNARDO: No eres tan mona.

Ese Toni sí que lo es.

Y trabaja.

Un chico para los recados.

ANITA: ¿Y tú qué eres?

Un ayudante.

BERNARDO: Sí, y Chino gana la mitad de lo que gana ese polaco. El polaco es americano.

ANITA: Aquí viene la retahíla. “Tu madre es polaca, tu padre un sueco. Tú naciste aquí, y eso es lo que vale. Eres americano. ¿Pero nosotros? ¡Extranjeros!”

¡Pulgas! ¡Cucarachas!

BERNARDO: ¡Pero es cierto! Cuando me acuerdo de cómo pensaba que sería esto. Vinimos como niños, con ilusión, confiados.

ANITA: ¡Con nuestro corazón abierto!

¡Con los brazos abiertos!

Tú viniste con la boca abierta.

Tú sí que viniste así, y volverás esposado.

¡Volveré en un Cadillac!

Con aire acondicionado.

Con bar incorporado.

Teléfono.

Y televisión.

¿Si tuvieses todo eso, por qué volver a Puerto Rico?

ANITA: lncluso aunque no lo tuvieses, ¿por qué volver?

BERNARDO: ¿Se está tan bien aquí?

ANITA: ¿Se está tan bien allí? No teníamos nada.

BERNARDO: Y todavía no tenemos nada sólo que es más caro. Anita Josefina… Beatriz…

ANITA: No, no. Ahora es sólo Anita.

BERNARDO: Etcétera, etcétera.

ANITA: Déjame en paz. Por lo menos salí. Un inmigrante siempre será un inmigrante.

BERNARDO: En lugar de darle champú, la lavaron el cerebro.

ANITA: ¡Ya vale!

BERNARDO: Renunció a Puerto Rico, ahora le ha dado por el Tío Sam.

ANITA: Oh, no. No es cierto.

ANITA CANTA: Puerto Rico / La oración de mi corazón / Deja que se hunda en el océano / Los huracanes siempre golpean / La población siempre crece / Y las deudas / Y el sol ardiente / Y los indígenas calientes / Me gusta la isla de Manhattan

¡Sé que te gusta!

ANITA CANTA: Fuma tu pipa / Y pon eso dentro

CHICAS CANTAN: Me gusta estar en América / Está OK para mí en América / Todo es gratis en América

BERNARDO: Por unos dólares en América

¡Olé!

ANITA: Comprar con crédito es tan bueno

BERNARDO: Nos miran y nos cobran el doble

Yo tengo mi propia lavadora

¿Pero qué es lo que tendrás para limpiar?

ANITA: Los rascacielos crecen en América

Los Cadillacs zumban en América

La industria prospera en América

CHICOS: Doce en una habitación en América

ANITA: Muchas viviendas con grandes espacios

BERNARDO: Muchas puertas se cierran en tus narices

ANITA: Conseguiré un apartamento con terraza

BERNARDO: Mejor deshazte de tu acento

ANITA: La vida puede ser bella en América

CHICOS: Si puedes luchar en América

CHICAS: La vida está bien en América

CHICOS: Si eres blanco en América

La la la la la América América

La la la la la América

América

ANITA: Aquí eres libre y orgulloso

CHICOS: Mientras no te cruces de acera

ANITA: Libre para elegir lo que quieras

CHICOS: Libre para servir mesas y limpiar zapatos

BERNARDO: Todo es una mugre en América, crimen organizado en América. Todo es horrible en América

ANITA: Te olvidas de que yo estoy en América

BERNARDO: Creo que volveré a San Juan

ANITA: Sé de un barco en el que puedes zarpar

Adiós

BERNARDO: Todos allí me aclamarán

ANITA: Todos allí habrán venido aquí

Vete, vete, vete, vete

Olé

Los comentarios están cerrados.