Teléfono (34) 963 26 26 00 Móvil (34) 605 851 519

image_pdfimage_print

“Si no sabes hacia dónde se dirige tu barco, ningún viento te será favorable”. Séneca.

Aunque no seáis del todo conscientes de ello, muchos de vosotros y vosotras ya habéis empezado. La mayoría habéis llegado a la conclusión de que si lo que queremos es trabajar en lo que nos gusta, lo primero es tener la formación adecuada. Por ejemplo, si nuestro sueño es ocupar el puesto de Oficial de Derechos Humanos en la Sección de Derechos Civiles y Políticos del Departamento de Procedimientos Especiales de la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos en la ONU, hay que saber fundamentalmente dos cosas: dónde está anunciado ese puesto y qué he de hacer para solicitarlo.

En principio, se trata de pequeños detalles fácilmente subsanables. De hecho, el puesto está anunciado en la página web de Naciones Unidas, y para enviar una solicitud formal básicamente hay que pinchar en este link y seguir los pasos.

Sin embargo, cuando se accede a la información, para muchos llega la derrota casi de forma inmediata. El perfil requerido está muy por encima de la formación y experiencia profesional que se tiene en ese momento exacto. Pero, ¿sabéis una cosa? Si las 44.000 personas que trabajan hoy en día en esta organización lo han conseguido, ¿por qué no vamos a poder hacerlo nosotros? Cuando alguien se plantea esta pregunta es porque tiene carácter, determinación y espíritu positivo.

Os sorprenderíais de la cantidad de puestos de trabajo vacantes que todos los días se publican en las páginas web oficiales de Naciones Unidas y de otras muchas instituciones nacionales, europeas e internacionales, y que están abiertas a personas con la preparación adecuada de todo el mundo. Lo que buscan estas instituciones son verdaderos expertos. Sin embargo, solo unos pocos consiguen el empleo tras superar varios procesos de selección. Pues bien, si estáis atentos a las entradas de este blog os iremos dando algunas claves que os van a ser muy útiles en vuestra preparación. En la próxima entrada: “Saber idiomas: la llave maestra”.

Laura García Juan

2 Respuestas

  1. En efecto el articulo me hace pensar en que muchas veces no buscamos en los lugares correctos o damos por hecho que en automático no tenemos los requisitos adecuados para ciertos espacios. considero que mas allá de los requisitos lo importante primero es asumir y reconocer nuestras cualidades, todos tenemos muchas capacidades unas mejor que otras, sin embargo debemos aprender a sacarles provecho. En lo personal nunca me había imaginado en someter una aplicación en un organización de ese tipo o ese nivel, y aunque se que me faltarían algunos de los requisitos no descarto la posibilidad que en un futuro con experiencia laboral poder tener la capacidad de aplicar en un espacio así.

  2. Estoy totalmente de acuerdo con Nides, a veces no buscamos en los lugares adecuados, pero otras, es que no nos vemos con la formación suficiente o nos creemos que no estamos preparados para ocupar ciertos espacios. Debemos confiar más en nuestras capacidades y en nuestras competencias…