Teléfono (34) 963 26 26 00 Móvil (34) 605 851 519

image_pdfimage_print

La Revolución Cultural china fue la herramienta de un régimen despótico para masacrar o castigar a las capas críticas o letradas del país y, en su paquete de refundación del mundo, llevaba la exaltación del campo y la denigración de la ciudad. Una locura asesina de la que apenas hablamos, que duró de 1966 a 1976. Hoy los herederos de aquel régimen, reconvertidos al capitalismo y la libre empresa, han planeado con ímpetu no menor el desplazamiento de 250 millones de personas del campo a la ciudad, con fecha final en 2025. Elegimos este vídeo porque nos ayuda a presentar (casi que nos hace ver) los tres grandes asuntos que implica la inmigración, que se plantean después.

Primer torrente de preguntas: ¿Cómo se quedarán los pueblos y pequeñas ciudades de los que saldrán los emigrantes del plan? ¿Qué relación tendrán en el futuro con los emigrantes, vuelvan o no al origen, que es de prever que no lo harán? ¿Saldrán ganando con la operación?

Segundo torrente: ¿Cómo les irá a los propios migrantes? ¿Será su bienestar –signifique éste lo que signifique– mayor o menor? ¿Tendrán problemas de adaptación? ¿Serán bien aceptados?

Tercer y último torrente: ¿Y las ciudades o las sociedades de acogida? ¿Serán puestas en tensión más allá de lo que pueden aguantar? ¿Menguará su cohesión? ¿Verán perder sus señas de identidad? ¿Ganarán o perderán en conjunto? ¿Cómo hacer este cálculo?

Rafael Aliena

Imagen: fotograma de la película Amor bajo el espino blanco de 2010. El vídeo pertenece al New York Times y se publicó el 15 de junio de 2013.

0 Respuestas

  1. […] “En nuestra búsqueda de riqueza oportunidades, dinero y una vida mejor, la mitad de la población mundial ha abandonado el estilo de vida tradicional para emigrar a las áreas urbanas. Para 2050, esa cifra puede alcanzar el 80%”. […]