Teléfono (34) 963 26 26 00 Móvil (34) 605 851 519

image_pdfimage_print

El Año Nuevo ya ha llegado a China y, con él, los reencuentros entre millones de familiares separados por la migración interna que ya analizamos hace unas semanas en este blog. Los migrantes que abandonaron el campo para trabajar en las ciudades, llevan años sometidos a un sistema, el “hukou”, que les impide acceder a los servicios públicos en cualquier otro lugar diferente a aquél en el que nacieron. Se calcula que, a día de hoy, 240 millones de migrantes internos en China tienen prohibido el acceso a los servicios sociales, sanitarios y educativos en las ciudades en las que viven. Para buena parte de ellos, se ha abierto una esperanza de cambio, pues el gobierno chino parece decidido a flexibilizar el sistema “hukou” de modo que alrededor de 100 millones de trabajadores urbanos puedan conseguir, antes de 2020, la “residencia urbana”. Estos días, en prensa, puede leerse un interesante artículo al respecto.

Y, como en este blog nos empeñamos en dotar de rostros a la historia, en reconocer a los “otros” también en sus experiencias, narrativas e imágenes, queremos también invitaros a visitar una exposición virtual, organizada por la revista americana Time, que nos habla de las ausencias, soledades y recuerdos que acompañan a las migraciones internas en China. El fotógrafo chino Liu Jie recorrió 20 municipios rurales chinos con objeto de retratar las ausencias de los migrantes en unas fotografías en las que las sillas vacías representan a aquellos que se marcharon. En Pekín, fotografió a los trabajadores migrantes en compañía de retratos a tamaño real de los familiares que dejaron en el campo. Las imágenes hablan por sí solas.

Albert Mora

Imagen: La fotografía es de Liu Jie, y está tomada de la exposición recomendada

Los comentarios están cerrados.