Teléfono (34) 963 26 26 00 Móvil (34) 605 851 519

image_pdfimage_print

La Comisión Europea ha desarrollado importantes instrumentos destinados a fomentar la cooperación entre las instituciones europeas y los Estados miembros en materia de políticas de integración de inmigrantes. Uno de los más destacados fue la creación del Fondo Europeo para la Integración de Nacionales de Terceros Países (FEI), cuyo objetivo principal es la integración de los nacionales de terceros países recién llegados a un Estado miembro que sean titulares de una autorización de residencia.

El 27 de junio de 2013 el presidente del Parlamento Europeo y el presidente del Consejo, con el apoyo de la Comisión Europea, llegaron a un acuerdo sobre el futuro presupuesto de la Unión, o lo que es lo mismo, sobre el marco financiero plurianual para los próximos siete años. Un presupuesto para conseguir los objetivos de la estrategia Europa 2020. En líneas generales, la Unión Europea se propone aumentar el crecimiento y el empleo, fomentar la agricultura ecológica y establecer un entorno donde Europa juegue un papel más decisivo en la esfera internacional. Las propuestas prevén un incremento de la financiación para la investigación y la innovación, la educación, la formación y las relaciones exteriores. Por su parte, se destinarán fondos específicos para luchar contra el crimen y el terrorismo y para reforzar las políticas de migración y asilo.

El nuevo Fondo de Asilo, Migración e Integración, con un presupuesto total de 3.869 millones de euros, se centrará en los flujos de personas y la gestión integrada de la migración. Con él se prestará apoyo a las acciones relacionadas con el asilo, la inmigración legal y la integración de los nacionales de terceros países, así como a las operaciones de retorno. La financiación de estas actividades estaba cubierta hasta ahora por tres fondos diferentes, a saber, el FEI, el Fondo Europeo para los Refugiados (FER), y el Fondo Europeo para el Retorno (FERET). El incremento de la financiación en estas áreas es notable teniendo en cuenta que las dotaciones en el periodo 2007-2013 fueron de 825 millones de euros para el FEI, de 700 millones para el FER, y de 630 millones para el FERET.

La Comisión Europea prevé que la reducción del número de instrumentos de financiación aportará claras ventajas tanto para los beneficiarios como para los Estados miembros y la propia Comisión. Una de las principales novedades consiste en facilitar la financiación de determinadas acciones que hasta ahora quedaban en medio de varios programas, por ejemplo, entre el FER y el FERET. Por otra parte, el hecho de que las reglas sobre programación, elaboración de informes, gestión financiera, control y evaluación de todas las actuaciones se concentren y formen un conjunto común, facilitará una mejor comprensión por parte de todos los interesados y garantizará un mayor grado de coherencia y consistencia

El FEI se distribuía entre los países de la Unión en atención a determinados criterios objetivos, resultando que España fue uno de los Estados miembros que más financiación recibió año tras año. Sin embargo, no existía una coherencia completa entre los objetivos de este fondo y los programas que, con él, se subvencionaron en este país. Si quieres profundizar un poco más en cómo el FEI ha sido gestionado en España desde 2007 hasta 2013 puedes consultar este artículo (solo en inglés). También puedes consultar la Guía de financiación europea, elaborada por plataformaong, que ilustra esta entrada.

Laura García Juan

Los comentarios están cerrados.