Teléfono (34) 963 26 26 00 Móvil (34) 605 851 519

image_pdfimage_print

El vídeo que sigue tiene muchas lecturas. No nos interesa la actualidad, la denuncia, la exhibición de buenos sentimientos, la proclamación de principios absolutos. No queremos explicar la inmigración africana por la trata de esclavos y el colonialismo. No reivindicamos los derechos humanos o la hospitalidad. Nuestra entrada es un homenaje al periodismo sobrio y sobre todo al honor, la dignidad y la humanidad de Ibrahima.

La vida de nuestras sociedades y culturas es un juego de equilibrios. Europa, fortaleza egoísta, es tierra descompensada: hay en ella un individualismo mal temperado. Fuente de energía y libertad, manantial caudaloso y fresco, se diría que ese bendito individualismo se nos ha ido de las manos por el camino de la atomización y el debilitamiento de los lazos, la laxitud del deber y el subjetivismo más ramplón. Con inmigrantes como Ibrahima importamos algo que también necesitamos (suele hablarse solamente de la mano de obra, los niños o la innovación).

Rafael Aliena

Fuente: RTVE

Los comentarios están cerrados.