Teléfono (34) 963 26 26 00 Móvil (34) 605 851 519

image_pdfimage_print

El Chaplin antes del Chaplin que hoy conocemos merece atención. Este corto se llama El inmigrante por casualidad. En el documental El nacimiento de Charlot (1 hora) se explica muy bien cómo hacía sus películas nuestro personaje. Monta unas escenas de un personaje pasando apuros en un café, adonde ha entrado a apaciguar el hambre del hambriento, pero sin los medios que lo hacen posible, esto es, sin blanca. Cambia las escenas varias veces y hasta elige a otro actor para un papel clave. Luego se pregunta “¿y por qué el héroe está sin un clavo?”. Respuesta: es un inmigrante europeo que, en el barco que le llevó a Nueva York, dio prácticamente todo lo que poseía a una bella dama en apuros. Aun así, Chaplin es Chaplin y la extraordinaria calidad de una cinta totalmente restaurada bien vale una visita. Una visita, por cierto, que no puede demorarse, pues quien la pone a nuestra disposición, Radio Televisión Española, debe respetar los contratos con la productora y retirará la película (y el documental) de su página web en unos pocos días. Definitivamente, hay que ver El inmigrante y hay que verla ya (20 minutos). Como todo lo bueno, cuanto más se ve, más se disfruta.

¿Qué más nos interesa? Hay una vereda que aún no hemos tomado, la de la defensa, aquí y allá, de un haz de valores en relación con la enseñanza universitaria. Puede que Chaplin fuera un obsesivo, pero le gustaba hacer las cosas bien y no cejaba hasta que conseguía lo que quería. Es un ejemplo. Donde mejor se ve todo esto es entre los minutos 45:42 y 48:27 del documental.

Este es extraordinario por muchas otras razones. Chaplin, con una infancia pobre, un padre alcohólico y una madre enloquecida pudo ser un desgraciado o un genio. Ya sabemos lo que fue. En el documental alguien le da el nombre de “invulnerable”; otros dirían resiliente, palabra que hoy se usa, por ejemplo, para aquellos niños que contra todo pronóstico superan lo insuperable y hasta salen fortalecidos de las malas experiencias. La vida sigue siendo un misterio.

Rafael Aliena

3 Respuestas

  1. definitivamente la vida e historia de Charles Chaplin nos muestra una realidad muy palpable en las comunidades que actualemente vivimos. las realidades de las familias disfuncionales donde se involucra ya sea alcohol, drogas, nerurosis, codependiencia, violencia etc una o varias de ellas, tiene por percepcion la herencia de conductas disfuncionales para los miembros de la familia y 14 personas que giren alrededor del mismo, sin embargo existen las historias de exite donde tambien aquellos hijos crecidos en esas familias han cambiado el paradigma y todo con el karma de la disfuncionalidad, claro esto a costa de trabajo, decision y voluntad.
    sin duda charles chaplin es uno de esos ejemplos, sin embargo se dice en los grupos de AA que los servicios mas trascendentes, fuertes y dolorosos de aprendizaje son aquellos que desafortunadamente no logran la recuperacion y mueren. al ser parte de las experiencias son los resultados que van a tener aquellos que NO decidan el camino de la recuperacion.

  2. Gracias! Muy interesante! No lo había visto y me ha gustado muchísimo… Y gracias por la aportación Yolanda!

  3. http://www.youtube.com/watch?v=37MIu4p3zak

    Por si alguien llega un poquito tarde. En este enlace está el corto completo.
    Gracias Yolanda por tu aportación.
    Comparto contigo la concreción de que las situaciones extremas, por muy resiliente que sea el sujeto, a la larga pasan facturas que,en la mayoría de los casos, muy difícilmente podrán ser saldadas.