Teléfono (34) 963 26 26 00 Móvil (34) 605 851 519

image_pdfimage_print

Los estadounidenses, en un ejemplo flagrante de egocentrismo, confieren al campeón de su liga nacional de baloncesto el tratamiento de campeón del mundo, por considerar quizás que el nivel de su liga tiene tanta distancia respecto al resto del mundo. Algo de verdad hay en ello, si bien cada vez el nivel global de este deporte de equipo es superior.

Ahora bien, la NBA aunque localizada en EE.UU., es el torneo de clubes más internacional. Dos de sus franquicias están alojadas en el país vecino, Canadá, y el dato que más llama la atención en ese sentido es el que nos informa de que la temporada que recién finaliza arrancaba con un total de 92 representantes de 39 países y territorios distintos.

Por países, Francia es la que cuenta con más representantes (10) y España presenta 5 (los hermanos Gasol, Pau y Marc, Ricky Rubio, Serge Ibaka, y Víctor Clavel). Precisamente el equipo que se proclamó campeón esta pasada madrugada, San Antonio Spurs, es el que cuenta con una plantilla más internacional, con nueve componentes no nacidos en los Estados Unidos. Se trata de una formación que, en una liga en la que se critica el individualismo excesivo de muchas de sus estrellas, ha llevado el juego colectivo a una nueva dimensión, desplegando el mejor juego ofensivo de la historia de las finales: cuatro victorias por una diferencia de más de 15 puntos, el mayor margen de diferencia global (70 puntos), y un acierto del 62% de tiros de campo.

Las finales (en plural porque se trata de un enfrentamiento que se dirime al mejor de siete partidos) que finalizaron la noche del 15 de junio y se recordarán como históricas por el juego del campeón, fueron retransmitidas en directo en 215 países y en 47 idiomas diferentes. ¿Empresa global? ¿Negocio de dimensiones planetarias? Seguramente. Pero para los aficionados a este deporte no deja de ser una fuente de gozo estético la confluencia de los mejores talentos baloncestísticos del planeta.

 

Ángel Polo

1 Respuesta

  1. Completamente de acuerdo, brillante articulo.